UP

-     Escrito por lucia

Pañuelos de Hermès

Esta marca, una de las más prestigiosas de la moda, también es considerada como un lujo, sino sólo tenemos que ver el precio de sus pañuelos, pero con poco que podamos tocar uno de ellos de cachemir o seda, nos damos

que igual sí merece la pena. Se definen a ellos mismos como artesanos con valor añadido.

Hermès

La historia de Hermès empieza en 1837, cuando Thiery Hermès, empezó a hacer sillas de montar para caballo, nada parecido a lo que la marca se convertiría décadas más tarde, pero que en aquel momento tuvieron un gran éxito. En sus inicios, como ya os cuento, se dedicaba más a la realización de productos de cuero de lujo. Pero poco a poco con más artesanos la prestigiosa firma creó su primer bolso de cuero, incluso uno de sus bolsos se llamó ‘Kelly Bag‘ porque la actriz apareció en una revista con uno de sus modelos. Después llegarían lo pañuelos.

En la actualidad, los artesanos de Hermès realizan bolsos, relojes, vajillas, pañuelos, joyas etc. Detrás de las colecciones de mujer han estado diseñadores de la talla de Martin Margiela, Gaultier y ahora mismo Christophe Lemaire.

Los pañuelos Hermès

Carísimos pañuelos de seda que anudados al cuello emulan la moda de los años 20 de las más mujeres más pudientes estos pañuelos, toda su historia y sus artesanos son especiales, como ya os contaba al principio, un lujo para unos pocos.

La frase al mejor precio no existe para estos complementos de lujo, pues estos pañuelos de Hermès son piezas únicas que duran para siempre, e incluso, se pueden dejar de legado, de generación en generación y nunca perderán valor debido al complejo proceso que conlleva el hecho de hacerlos. De hecho, éstos no deben ser planchados ni enrollados ¡nunca! y se deben guardar entre papeles finos, tal como fueron adquiridos. ¡Increíble!

¿Que os parecería pagar más de 500 euros por una de estas piezas únicas?

 

 

Pañuelos de Hermès
201 votos