UP

-     Escrito por marcelo

Santa Claus de oro

El lujo extremo parece que existe y yo la verdad es que soy un gran adicto a él. El oro me puede y debo admitir que si pudiera me cubriría en oro. Seguramente en algún momento de nuestra historia se podrá hacer eso y espero poder estar vivo para vivir el momento. Cuando hablo de oro se me eriza la piel. Siento más cosas que cuando me nombran a mi mujer y ni comentar el dolor de muelas que me agarra cuando me nombran a mi suegra. Pero si alguien me vendiera un Santa Claus de oro lo compraría para estas navidades porque simplemente creo que el oro es el mejor regalo que uno puede tener en estas navidades.

Santa Claus solía dejar atónitos a los niños ante su presencia porque se trata de un hombre gordo, grande y lleno de regalos en una gran bolsa, pero ahora los niños no se sorprenden con pequeñas cosas como esas. Santa de oro llega en un gran momento en el que todos los lujosos queremos más y más. Por ello es que este Santa Claus de oro de 300 millones de Yen es una verdadera oportunidad. Vamos amigos. Arriba esas cuentas bancarias que hay que darle una mano a Santa.

Esta escultura de oro sólido es el sueño de todo niño. Por favor. Si usted es un padre lujoso, no deje que su niño llore en la noche de navidad porque no tiene su Santa Claus de oro en el escritorio junto a su computadora. Debe darle la oportunidad de ser feliz y entender que el oro es todo y que un niño moderno debe respetar esta bella obra de arte como lo que es. Un lujo sin costo.

Vía | Bornrich

Santa Claus de oro
50 votos