Muñecas de lujo Käthe Kruse
0 votos

Muñecas de lujo Käthe Kruse

La casa alemana Kathe Kruse es la fabricante de muñecas de lujo más antigua del mundo, y aún hoy continúa produciendo de la misma manera artesanal, con la pasión que su propietaria dejara en claro en 1905 “trabajo a mano, nunca me he apartado este principio y nunca lo haré. La mano sigue el corazón. Sólo la mano puede crear lo que la mano regresa al corazón “.

Käthe Kruse - Anna With Doll

Antes de alcanzar la fama como la creadora de unas de las muñecas de lujo más célebres, Kathe Kruse emprendió una carrera como actriz. Frecuentando la elite artística, llegó a conocer al escultor Max Kruse, ya célebre, con quien contrajo matrimonio. Pronto abandonó su profesión para dedicarse por entero a la maternidad y educación de sus hijos. Las por entonces populares muñecas de porcelana convencionales que se podían encontrar en las tiendas eran demasiado delicadas. Los niños no podían experimentar el placer de acariciarlas, abrazarlas y llevarlas de un lugar a otro por temor a romperlas. La solución fue comenzar a hacer sus propias muñecas. Pronto corrió la voz acerca de de la alta calidad de sus muñecas de lujo y la demanda comenzó a aumentar. En 1912, la familia se trasladó a Bad Kosen, estableciendo una pequeña fábrica.

Käthe Kruse - Paul

El estándar de fabricación alcanzado se mantiene vigente, y se preserva la producción a mano. Sus diseños varían desde los clásicos a los innovadores, coloridos, alegres y modernos, pero siempre cubriendo las necesidades básicas del niño. Las muñecas y los juguetes han sido los destinatarios de numerosos premios por su artesanía de lujo. La meticulosidad con la que los materiales de lujo son seleccionados refleja el cuidado que se tiene en la producción de estos artículos. Kathe Kruse siempre destacó que los niños necesitan expresar sus sentimientos de afecto y apego a través del contacto físico. De allí que muchas emociones se pueden expresar a través de un simple gesto y este se refleja con un abrazo. Este contacto frecuente entre el juguete y la piel del niño requiere el uso de materiales de primera calidad, que cumplen con las normas de higiene. La empresa selecciona materiales naturales, prestando especial atención a la alegría de los colores y los patrones con el fin de despertar la curiosidad del niño.

Khäte Kruse - Max

En un mundo donde muchos productos se fabrican en masa, es bueno saber que los juguetes de lujo aún tienen su lugar. Las ediciones clásicas (como las que ilustran el artículo) son vorazmente buscadas por los coleccionistas, y alcanzan valores por encima de los 1200 euros.

Vía | Kaethe Kruse

Muñecas de lujo Käthe Kruse
0 votos

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>