Caviar con oro: un plato exquisito solo para unos pocos

Pagar por un plato delicado elaborado con langosta o con trufa blanca, para casi prácticamente cualquier persona, puede parecer ciertamente extremo. Pero para gustos, colores, como dirían muchos, y hay quienes están dispuestos a pagar lo que sea por sentir que disfrutan de algo inusual, innovador y único. El mundo de la gastronomía de lujo, […]

Pagar por un plato delicado elaborado con langosta o con trufa blanca, para casi prácticamente cualquier persona, puede parecer ciertamente extremo. Pero para gustos, colores, como dirían muchos, y hay quienes están dispuestos a pagar lo que sea por sentir que disfrutan de algo inusual, innovador y único.

Strottarga Bianco

El mundo de la gastronomía de lujo, de hecho, está plagada de extravagancias deliciosamente ricas y exquisitas. Un buen ejemplo es el café más caro del mundo, que como te comentábamos en una ocasión anterior, es bautizado con el nombre de ‘kopi luak’ o ‘café civeta’, y se trata de granos de café ingeridos y excretados por civetas. Lo cierto es que quienes lo han probado indican que su sabor es exquisito e inigualable.

Y lo mismo ocurriría con el plato sobre el que deseamos hablarte hoy: ¿estarías dispuesto/a a pagar más de 100.000 euros por un kilo de caviar con oro?.

Uno de los platos más caros del mundo

La empresa austriaca Grüll Fish (creada por el piscicultor de Salzburgo Walter Grüll y su hijo Patrick), una de los casi 30 criadores de esturión repartidos por todo el mundo, ha elaborado el que muchos han llegado ya a considerar como el plato más caro del mundo. O, al menos, uno de los más caros…

Consiste en un plato a base de caviar blanco, bautizado por su creador con el nombre de «Strottarga Bianco«. Su rareza -y algo precio- proviene de que es un plato elaborado con las huevas de esturión albino, una rara especie de este pez, el cual se encuentra además en peligro de extinción.

Para realizarlo, los fabricantes primero deshidratan y trituran o rallan las huevas blancas muy finamente. Y, para terminar, el plato es rociado con una hoja de oro de 22 quilates, que su fabricante ha bautizado también como «Strottarga de oro» u «Oro blanco».

Según recomendaciones de su propio creador, el polvo dorado brillante -y comestible- de oro funciona mejor, y es aún más exquisito, cuando es rociado por encima de platos de pasta, risotto o unas simples tostadas.

Pero su elevado precio también tiene relación con lo complicado del proceso. Y es que para crear apenas un kilogramo de este plato se necesitan cinco kilogramos de caviar blanco crudo, ya que el 80 por ciento del producto se pierde durante el proceso de deshidratación. Y si tenemos en cuenta que, de acuerdo a su propio sitio Web, un esturión tarda de media entre ocho a diez años en estar listo para producir huevos… es algo bastante entendible.

Además, la especie productora de este caviar tan especial, además de su rareza y de estar en peligro de extinción, tiende a vivir poco tiempo. De ahí su elevadísimo precio.

El producto se distribuye a exclusivos restaurantes situados en países como Suiza, Dubai o Milán.

¿Y cuál es el precio del caviar blanco sin la mezcla con oro? Se vende a unos 25.000 euros el kilogramo (lo que supone pagar 6.250 euros por 250 gramos), un precio algo más asequible para quienes no dispongan o no deseen pagar los 100.000 euros que cuesta la combinación completa.

El caviar que se produce habitualmente en Austria es considerado como uno de los mejores. ¿El motivo? Su agua se encuentra libre de toda contaminación, lo que hace que el sabor tenga un sabor diferente y único.

A pesar de este precio, el «Strottarga Bianco» no supera al considerado como uno de los caviares más caros del mundo. Es conocido bajo el nombre de «Almas», proviene del pescado Beluga iraní, y cuesta un promedio de 30.000 euros el kilo.

Y si te gusta la pizza en Nueva York puedes disfrutar de una exquisita pizza de oro, trufas y caviar. En este caso, no se trata de caviar blanco sino negro, y es elaborada con queso stilton, trufas, foie gras, caviar y copos de oro de 24 quilates. ¿Su precio? Apenas 1.800 euros, lo que significa que si la partiéramos en 4 mitades (sí, hay que repartirla y ser generosos), cada porción tendría un precio de 450 euros aproximadamente.

Caviar con oro: un plato exquisito solo para unos pocos
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar