Cuál es el cuadro más caro del mundo

El mundo del arte es un espacio tremendamente subjetivo. Así, la calidad del arte se define, casi esencialmente, por la opinión -igualmente subjetiva- de los expertos, de manera que el precio de dicho arte está abierto a interpretación. Muchos especialistas consideran que el arte no se vende (como un coche o un libro), sino que […]
Espaciolujo.com

El mundo del arte es un espacio tremendamente subjetivo. Así, la calidad del arte se define, casi esencialmente, por la opinión -igualmente subjetiva- de los expertos, de manera que el precio de dicho arte está abierto a interpretación. Muchos especialistas consideran que el arte no se vende (como un coche o un libro), sino que las subastas son la opción más importante en que un determinado elemento artístico es vendido/comprado. Esto asegura que el valor de las obras más famosas se encuentra en constante cambio. Pero, hasta el momento, ¿cuál ha sido el cuadro más caro del mundo?.

Los Cuadros más caros del mundo

Pero antes quizá debamos preguntarnos si, en realidad, las pinturas más caras valen verdaderamente tanto. Es posible debatir muchísimo al respecto, pero lo cierto es que el arte, en su esencia, ha sido siempre una empresa subjetiva.

De esta forma, si alguien ama una determinada obra de arte, y además lo hace lo suficiente, si esta resuena en su alma y le llega al corazón, entonces es perfectamente posible que esté dispuesto a pagar lo que sea por adquirirla. Y, evidentemente, si se trata de un multimillonario es posible pagar todo lo que pidan por ella.

Teniendo esto en cuenta, es fácil comprender la idea predominante en el sector de que las obras maestras, y famosas, son increíblemente caras. Y es que el arte más bello trasciende no solo a períodos de tiempo, sino también a las culturas. Y ya sea que ese arte se encuentre en colecciones privadas de todo el mundo, o en museos públicos para que cualquiera pueda disfrutarlo, es innegable que el negocio del arte es lucrativo, y fundamental, a la hora de intentar dar un valor mucho más objetivo a las obras maestras.

Interchange (Intercambio), por Willem de Kooning

Se trata de una auténtica obra maestra pintada por el expresionista abstracto de origen holandés -y nacionalizado norteamericano- de Kooning en el año 1955. Está situada en el número 1 entre las “pinturas más caras” hasta la fecha. Y actualmente se encuentra en la colección privada del multimillonario Kenneth C. Griffin, que como es obvio imaginar, también cuenta con otras obras de arte extremadamente caras.

Interchange

Originalmente, como informó El País el 10 de noviembre de 1989, fue adquirida por aquel entonces en una subasta llevada a cabo en Sotheby’s de Nueva York por el coleccionista japonés Shigeki Kameyama, quién pujó por teléfono. Alcanzó un precio de 20,6 millones de dólares.

¿Su precio? Griffin la compró por 300 millones de dólares. De hecho, en 2016 sabíamos que Griffin había adquirido esta obra, y otro lienzo más, por un total de 500 millones de dólares.

When Will You Marry? (¿Cuándo te casarás), por Paul Gauguin

Se trata de una pintura elaborada por el artista postimpresionista Paul Gauguin, en la que se representa a una escena interesantemente idílica con dos mujeres, vestidas con dos hermosos vestidos; evidentemente, no el tipo de personas o escenarios que el pintor habría visto todos los días en la Francia de 1892.

When Will You Marry?

Al viajar por Tahití, Gauguin deseaba encontrar un paisaje que pudiera describir como un auténtico paraíso, donde podría crear un arte “puro, primitivo”. Poco tiempo después, pintaría a muchas de estas mujeres nativas en una amplia variedad de estilos.

La obra fue adquirida en febrero de 2015 por Sheikha Al-Mayassa bint Hamad Al-thani.

¿Su precio? 300 millones de dólares.

The Card Players, por Paul Cézanne

Se trata de una pintura que fue creada durante el período final de Cézanne, a principios de la década de 1890. Es una pieza que, como manifiestan los expertos, representa un momento fundamental para el artista, considerándose de hecho como un momento crucial de su transición a las “etapas finales” de su carrera.

The Card Players

Lo cierto es que esta pintura tiene una historia interesante, junto con otras cinco pinturas tituladas de forma similar, todas las cuales se centran únicamente el eso: personas jugando a las cartas. Si bien es cierto que las pinturas varían en número de jugadores, de tres a dos, fue la versión más famosa la que llamó la atención de la familia real de Qatar, quienes adquirieron esta pintura en el año 2011.

¿Su precio? Entre 250 a 300 millones de dólares.

Advertisement

También te puede interesar