UP

-     Escrito por marcelo

Guess 2010

Guess What?” me dice mi mujer cada vez que pasamos por la puerta de una tienda de Guess y yo la verdad que tiemblo. No precisamente porque tenga algún problema físico, sino porque la billetera que llevo en el bolsillo empieza a temblar de una manera importante e incontrolable. Es que sabe perfectamente que tendrá que despertar de la corta siesta y salir a la luz para desplegar sus tarjetas con mi nombre y hacer su trabajo duro como cada vez que salimos con mi mujer de paseo.

Es que cada vez que salimos mi mujer, mi billetera y yo, solemos volver con cientos de bolsas de diferentes marcas pero nunca de una manera tan exagerada como cuando pasamos por la tienda de Guess. Entonces al caminar por la ciudad y ver a lo lejos el cartel de Guess la verdad es que empiezo a temblar. Allí es justo cuando ella me dice “Guess What?” haciendo alarde de su amplio vocabulario inglés americano aprendido en un curso online de 3 meses. Le pregunto qué es lo que tengo que adivinar y ella me dice: “Vamos a entrar a Guess porque voy a comprarme todo”.

Tiene razón. Es que todos los productos de esta marca son realmente irresistibles. No hay forma de no caer en la tentación. Bolsos y billeteros, sombreros, zapatos, pañuelos y todo lo que podemos imaginar. Todo de excelente calidad y de un bello diseño. Conocer lo que Guess tiene para ofrecer no es algo que debemos dejar para más tarde, entonces los invito a conocer un poco más en profundidad sus productos.

Vía | Forzieri

Guess 2010
41 votos