UP

-     Escrito por marcelo

Xbox 360 con diamantes

Yo no sé si ya lo sabían, pero mi pasión por los video juegos es realmente indescriptible. Ya desde muy pequeño comencé a demostrar mi gran habilidad con los juegos en Commodore 64 y ni hablar de la época de las consolas como la Sega Megadrive o la Nintendo 64.

Siempre recuerdo aquella competición en una feria que se realizó en mi ciudad natal a la cual fuimos con mi primo y de casualidad nos anotamos para competir. Jugamos simplemente como lo hacíamos en casa y llegamos a la final de la competencia. Los dos. Fue maravilloso poder vencer a cada uno de los contrincantes y encontrarnos con mi primo los dos en la final compitiendo por el primer y segundo premio. Muy divertido. Por supuesto que gané yo el premio principal y juntos lo compartimos fin de semana tras fin de semana en mi casa.

Ahora los juegos de video son diferentes y la verdad es que no me gustan tanto. Ya no hay aventuras divertidas como los Mario o Sonic. Es decir… sí que existen, pero la calidad gráfica parece estar permanentemente quitándonos todo tipo de posibilidad a imaginar una opción mejor. No sé si se entiende… antes uno veía un cuadrado y con la imaginación lo vestía con colores mágicos y efectos en su imaginación. Ahora está todo tan recargado que hasta  da la sensación que los juegos juegan solos. Eso me hace sentir tonto.

Por eso es que me he dedicado a comprar consolas de lujo solo por nostalgia y hoy he adquirido una nueva para mi colección y museo personal. Se trata de una Xbox 360 cubierta en cristales Swarovski. Y si bien esta no estaba a la venta, la verdad es que ofrecí tanto dinero que… me la vendieron. En definitiva todo tiene un precio.

Vía | bornrich

Xbox 360 con diamantes
49 votos