Cuál es el bugatti más caro del mundo en 2020

Bugatti una de las marcas de coches más caros del mundo se ha superado a sí misma, lanzando un modelo de coche que ha sido vendido por una cifra realmente insuperable. Os explicamos ahora cuál es el bugatti más caro del mundo en 2020. Cuál es el bugatti más caro del mundo en 2020 Bugatti […]

Bugatti una de las marcas de coches más caros del mundo se ha superado a sí misma, lanzando un modelo de coche que ha sido vendido por una cifra realmente insuperable. Os explicamos ahora cuál es el bugatti más caro del mundo en 2020.

Cuál es el bugatti más caro del mundo en 2020

Bugatti suele lanzar al mercado, coches con diseño y características que dejan a todos impresionados, pero también es cierto que cuenta con algunos de los modelos de coches más caros, y se ha superado a sí mismo al presentar en El Salón del Automóvil de Ginebra el Bugatti llamado » La Voiture Noire» que  es un modelo único para 2020. Un coche que tiene un precio de 11 millones de euros sin impuestos, o 16,7 millones de euros con impuestos incluidos. Por lo tanto, el también llamado «The Black Car» se ha convertido en el automóvil más caro del mundo.

Este nuevo coche de Bugatti superó con creces al modelo Divo que estaba en lo más alto de los coches de lujo, desde que fuera lanzado en agosto de 2018 con un coste de 5 millones de euros , aproximadamente el doble que su predecesor, el Chiron. En el tercer escalón del podio, encontramos además el Lamborghini Veneno en su versión roadster, exhibido en 3.3 millones de euros, seguido por el cupé a 3 millones de euros y el Aston Martin Walkyrie AMR Pro que requiere 2.9 millones de euros, de modo que ninguno de estos, está a la altura del que es ahora el bugatti más caro del mundo.

Características del Bugatti «La Voiture Noire»

Según Bugatti, La Voiture Noire es el coche nuevo más caro que se haya vendido y solo se ha fabricado uno. El fabricante de automóviles no ha revelado la identidad del comprador, pero ciertamente es alguien con un gran apego a la marca. También es, por supuesto, alguien con una cuenta bancaria bien llena.

La Voiture Noire Bugatti está diseñado para recordar el Bugatti Type 57 SC Atlantic ,de 1930 de los que solo se hicieron cuatro modelos y todavía hoy en día se encuentran entre las máquinas más valiosas en el mundo. Según Hagerty Insurance, una compañía que investiga los valores de los automóviles de colección, pueden valer más de 50 millones. Uno de estos modelos incluso se hizo conocido como «La Voiture Noire» (coche negro en francés) como el modelo actual que cuesta más de 16 millones. Se sabe que solo tres copias están «vivas». La cuarta parece que desapareció poco antes de la invasión alemana de Francia durante la Segunda Guerra Mundial.

Aunque cuesta mucho más que los mencionados Chiron y Divo, La Voiture Noire presenta el mismo motor que los hermanos: el famoso quad-turbo W16 8.0, que genera monstruosos 1.500 hp y 163.2 kgfm de momento de fuerza.

Todo el cuerpo del Bugatti La Voiture Noire está construido en fibra de carbono negra chapada con barniz ultrabrillante. Los faros son de LED y las molduras cruzan todo el cuerpo en el centro, lo que hace que la compañía del limpiaparabrisas se extienda visualmente a través de la ventana frontal.

La parte trasera presenta una linterna que consiste en una enorme barra LED decorada en la parte superior, que recuerda mucho a los modelos de McLaren, como el McLaren Senna.

Bugatti Type 57 SC Atlantic

Como os hemos comentado este nuevo modelo de Bugatti, el coche más caro de 2020, es un vehículo lanzado a partir de un modelo anterior, el Bugatti Type 57 SC Atlantic, producido en la década de 1930.

Como ya sabemos, y fabricado con mayor precisión entre 1936 y 1938, el Atlantic solo produjo cuatro copias.

El primero, propietario del número de chasis 57.374, fue vendido al banquero inglés Victor Rothschild.

El segundo, el chasis 57.453, fue de Jean Bugatti, hijo del fundador de la marca Ettore Bugatti, quien ha estado en control del negocio desde principios de la década de 1930.

El tercero, el chasis 57.473, pertenecía al concesionario francés Jacques Holzschuh. Y el cuarto, 57.591, fue entregado al coleccionista inglés Brition RB Pope.

Tres de estos modelos están actualmente en manos de coleccionistas.

El cuarto automóvil tiene una historia particularmente trágica y al mismo tiempo bastante curiosa. Por lo que se sabe, o lo que se cuenta, fue completamente destruido en un accidente en el que murió el conductor.

Décadas más tarde, sin embargo, este Bugatti resurgió después de someterse a una restauración compleja y hoy pertenece al diseñador estadounidense Ralph Lauren, un reconocido coleccionista de coches de todas las marcas, pero en especial de Bugatti.

En 2013, este Bugatti venció a la famosa Villa d’Este Concorso d’Eleganza celebrada en Cernobbio, a orillas del lago de Como en Italia.

El segundo modelo que era de color negro, y por lo tanto apodado La Voiture Noire, tenía un paradero desconocido.

Jean Bugatti utilizó este automóvil para su tiempo libre y también en eventos de fábrica o privados que reunieron a amigos del empresario, conductores y clientes.

Su desaparición fue un misterio incluso para la fábrica. De hecho, no se sabe si fue vendido o almacenado en algún lugar desconocido para estar a salvo del ejército alemán que invadió la región francesa de Alsacia, donde se encuentra la fábrica de Bugatti, durante los conflictos de la Segunda Guerra Mundial.

La planta de Molshein fue sede de Bugatti desde su fundación en 1909 hasta que se cerró a principios de la década de 1960, cuando la marca se vendió a su rival Hispano Suiza (que cerró en 1968). Ahora para celebrar aquella época, podemos disfrutar de este nuevo modelo, o de hecho ver las fotos que se han tomado cuando fue presentado, ya que no creemos que sea visto por las carreteras.

¿Quién es el propietario del coche más caro del mundo?

Sobre la identidad del comprador de este Bugatti, lo cierto es que es un misterio aunque toda la especulación apunta al ex CEO y presidente de Volkswagen, Ferdinand Piech, como su dueño. Piech era conocido por su duro estilo de liderazgo antes de renunciar en abril de 2015.

La declaración de Bugatti, una compañía propiedad del grupo Volkswagen, no menciona a Piech y describe al nuevo propietario solo como un «entusiasta» de la marca. Sin embargo, fue Piech quien aprobó algunos de los costos de desarrollo más escandalosos de Bugatti. 

También te puede interesar